Documento sin título |
¿Qué es el reumatismo?
En términos generales puede decirse que es un conjunto de enfermedades, las cuales comprometen una o varias estructuras del aparato locomotor. Dichas enfermedades se caracterizan principalmente por dolor, frecuentemente acompañado de inflamación, rigidez, pérdida de movilidad y limitación de la función en una o más extremidades. En algunos casos, estas enfermedades no sólo se limitan al compromiso del aparato locomotor, sino que pueden afectar también los órganos internos (conocidos igualmente como vísceras).

“Reumatismo” es por lo tanto un término general, que agrupa varios cientos de enfermedades, que podríamos entonces catalogar como enfermedades reumáticas.

La reumatología, como su nombre lo indica, es la rama de la medicina que se ocupa del estudio, el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades reumáticas.

 

¿Qué es el aparato locomotor y cuáles son sus estructuras?
El aparato locomotor es un sistema, es decir, un conjunto de órganos que sirven para dar movilidad a los diferentes segmentos de nuestro cuerpo.

Está constituido por los huesos, las articulaciones, los músculos y los tendones. Los huesos están unidos entre sí mediante un enlace móvil: las articulaciones. Es gracias a los músculos, formados por un tejido que tiene la propiedad de contraerse, que se puede llevar a cabo el movimiento articular. Los tendones son cordones formados por tejido fibroso que unen los músculos a los huesos.

 

¿Cómo es una articulación?
Según se ilustra en la Figura 1, una articulación es el sitio donde se unen dos huesos. El extremo de cada hueso está cubierto por un tejido elástico y de superficie lisa denominado cartílago, que evita el contacto directo entre los dos huesos. Dentro de la articulación también se encuentra un líquido, denominado líquido sinovial, el cual lubrica las superficies articulares y protege el cartílago. Este líquido es producido por la membrana sinovial que rodea toda la articulación y que a su vez está protegida por una envoltura fibrosa llamada cápsula articular. Por fuera de ésta se encuentran los ligamentos: son estructuras fuertes, fibrosas, que dan estabilidad a la articulación. El movimiento se produce, como se explicó, gracias a la contracción de los músculos.

 

¿Qué es una artritis?
La palabra artritis viene del prefijo artro- (que significa articulación) y del sufijo -itis (que significa inflamación): quiere decir inflamación articular.

La inflamación es un fenómeno que se manifiesta clínicamente por dolor, hinchazón, calor y enrojecimiento. Es un fenómeno que puede ser normal, que surge muchas veces como una respuesta de defensa del organismo frente a diferentes agresiones (infecciones por virus o bacterias, golpes, sustancias extrañas, etc.).

Existen varias clases de artritis: las infecciosas (debidas la presencia de virus o bacterias), aquéllas provocadas por cristales (la gota, por ejemplo, asociada a un aumento del ácido úrico en la sangre), las de origen autoinmune y muchas otras (¡hay decenas de artritis diferentes!).

El sistema de defensa de nuestro organismo, denominado sistema inmunológico, tiene la misión de defendernos contra agresiones externas; se pueden producir entonces los fenómenos inflamatorios descritos anteriormente. Una de las funciones del sistema inmunológico es por lo tanto la de diferenciar lo que forma parte de nosotros (lo propio) de lo que no es nuestro (lo extraño); al hacer esta diferencia atacará normalmente sólo lo que es extraño y no lo propio. Sin embargo, algunas personas son atacadas por su propio sistema immunológico, que no hace la diferencia entre lo propio y lo extraño: surgen así las enfermedades autoinmunes (como la artritis reumatoide, entre otras).

Fundación Instituto de Reumatología Fernando Chalem | Calle 73 # 20A-27 | Bogotá DC, Colombia
©2014 | Diseño y Desarrollo Siscómputo Ltda. | Todos los Derechos Reservados
Siguenos en